24 de junio de 2012

Respirar




Hace unos días estuvimos en un taller de nuestro amigo Juan Cayuela, en el que nos pedía que inspiráramos amor y espiráramos gratitud.  Algunas personas se preguntaban el por qué...

Atender a nuestra respiración nos va a permitir explorar que  la vida es un dar continuo, un dar infinitamente generoso.  

Lo único que quiere la vida es que la respiremos, que la tomemos.  La mayor parte del tiempo lo hacemos sin darnos cuenta.  Respirar con conciencia no es otra cosa que hacerlo sabiendo que lo que respiramos es la vida misma, y que nosotros somos su instrumento, a través del cual,  la vida toma conciencia de sí misma en esta dimensión.



Publicar un comentario